miércoles, 12 de marzo de 2014

11. Tres rutas por el Parque Nacional de Doñana - Almonte ( Huelva)

La Marisma y El Rocio
Con estos tres  senderos, nos adentramos en parte de las entrañas de uno de los Parques Nacionales mas desconocidos de nuestra tierra. Doñana es un complejo mosaico donde se mezclan las lagunas, las dunas, las marismas, las llanuras, los pinares, los cotos, los caños, etc... un complejo laberinto de agua y de tierra, paraíso de muchas especies de aves y de fauna.Los tres recorridos son accesibles y  se pueden realizar perfectamente en un solo día.



Charca de la Boca
1. Sendero del Charco de la Boca - La Rocina - Almonte ( Huelva) Final del formulario


Mapa ruta
FICHA     DE   LA    RUTA - 1
Realizada:
18/02/14
Distancia:
3,8 km  circular
Duración:
  1 h  ida y vuelta 
Desnivel:
10 m
Dificultad:
Baja
Localidad inicio:
Almonte (Huelva)
Trazado:
Circular señalizado
Localidad fin:
Las Almonte (Huelva)
Como llegar: Desde Sevilla tomamos la A-49 dirección Huelva hasta el desvío hacia Almonte y El Rocío, continuamos por la carretera A-483 dirección Matalascañas,  tras pasar El Rocío nos encontramos a nuestra derecha el desvío hacia el centro de visitantes de la Rocina. 



El sendero del Charco de la Boca comienza en el patio delantero del centro de visitantes La Rocina. Tiene una longitud de unos 3,5 km y se desarrolla en varios trazados contiguos que nos permiten organizar el recorrido en función de nuestros intereses.

En un primer momento nos aproximamos a la choza rociera. Donde podemos contemplar sus  características constructivas. Representa un modo de vida, ya prácticamente desaparecido de la zona, que utilizaba como materiales de construcción los recursos que el medio disponía: troncos de eucaliptos, sabinas o pinos y castañuela de la marisma. 
El recorrido se dirige hacia la orilla del arroyo a través de un pinar  donde abunda el pino piñonero,  especie que  apareció en la zona en el siglo XVIII 

El primer observatorio se asoma al último tramo del arroyo en donde el cauce se vuelve ancho y somero. En las épocas en que la zona permanece inundada, un sinfín de aves puebla estas aguas.
La Rocina es una zona de cría ideal para muchas especies de aves: el calamón común, avetorillo común, cerceta pardilla, garceta común garza real entre otras.


A continuación el sendero se adentra en la Algaída del Carrizal, a través de afluente del arroyo que se cubre de una abundante vegetación. La pasarela sortea sauces  y carrizos  ofreciendo una visión privilegiada de las zonas inundadas.





Una vez atravesado el caño continúa el pinar, que ocupa todo el recorrido hasta acceder al segundo observatorio sobre el arroyo. Tras éste aparece la Algaida del Meloncillo, otro caño que lleva agua hasta el arroyo. 

En ambas orillas el suelo se ha cubierto de un denso helechal que cubre el cauce. 

Destacan varios ejemplares de grandes alcornoques situados muy cerca del agua junto a los sauces. 
Esta segunda pasarela desemboca en un terreno llano y despejado.
Tras recorrer el sendero vamos descubriendo los distintos miradores.


 La Vuelta la hacemos por el otro ramal que nos lleva a desembocar, de nuevo, en la Algaída del Carrizal, donde los carrizos dominan la perspectiva. 

Siguiendo el camino volvemos al centro de visitantes de la Rocina. 
2. Sendero  del Charco del Acebrón - Palacio del Acebron - Almonte (Huelva) Final del formulario

Mapa Ruta
FICHA     DE   LA    RUTA - 2
Realizada:
18/02/14
Distancia:
1,5 km  circular
Duración:
  45 minutos circular 
Desnivel:
10 m
Dificultad:
Baja
Localidad inicio:
Almonte (Huelva)
Trazado:
Circular señalizado
Localidad fin:
Las Almonte (Huelva)

Entrada Palacio
Como llegarPara llegar a este segundo sendero debemos continuar por una carretera interior que une el centro de visitantes de la Rocina con el mismo Palacio de Acebrón.
Palacio Acebron
 Este sendero parte del mismo aparcamiento del Palacio del Acebron. Es éste un lugar apacible y sosegado localizado en el centro de la zona de protección del arroyo de la Rocina. 
Tras visitar el palacio [1].nos adentramos en una frondosa vegetación que enmarca su cauce que, a esta altura, se remansa en una pequeña laguna  conocida como Charco del Acebrón.

Con una longitud aproximada de 1,5 km, el recorrido se adentra en el territorio

protegido por escenarios que a veces resultan sorprendentes. Podremos disfrutar del bosque ribera, a veces salpicado por la sauceda, el pinar de pino piñonero y el alcornocal.    
Charco del Acebron

Cerca del agua, grandes fresnos flanquean nuestro caminar por la primera de las pasarelas [2]. Ocupan suelos oscuros que raramente se inundan pero que siempre permanecen frescos.


Charco Acebron


Dejamos atrás la pasarela [3] y nos adentramos en el pinar      de pino piñonero. Un terreno más seco y elevado que estuvo ocupado hace décadas
por plantaciones de eucaliptos.




Tras esta zona el sendero se adentra de nuevo en el bosque de ribera para sortear el arroyo. Antes de abandonar esta segunda pasarela, podremos observar, bajo los sauces, interesantes especies de helechos como el real.





Tras ellos, aparece el alcornocal. Aquí el suelo es oscuro y rico y acumula abundante materia orgánica. En estas áreas más húmedas y resguardadas se forman turberas.

En el último tramo del sendero, varios afluentes del arroyo nos mostrarán especies como la cárice, enea y masiega, entre otras. Los álamos blancos nos acompañarán hasta finalizar el recorrido en el mismo punto que lo iniciamos [1].

3. Sendero de las lagunas de El Acebuche y  del Huerto y Las Pajas - Centro visitantes El Acebuche - Almonte ( Huelva)
Mapa de los senderos
FICHA     DE   LA    RUTA - 3
Realizada:
18/02/14
Distancia:
5,5 km  circular
Duración:
  1,3 h  ida y vuelta 
Desnivel:
10 m
Dificultad:
Baja
Localidad inicio:
Almonte (Huelva)
Trazado:
Circular señalizado
Localidad fin:
Las Almonte (Huelva)
Centro visitantes Acebuche
Como llegar: Para llegar a este segundo sendero debemos continuar por la carretera A-483 dirección Matalascañas y unos kilómetros más adelante encontramos el desvío hacia el  centro de visitantes del Acebuche. 

En las inmediaciones del centro de visitantes se encuentran los itinerarios señalizados que se conocen en su conjunto como senderos del Acebuche. Se trata en realidad de dos senderos,  uno es continuación del otro.

Iniciaremos nuestro recorrido por el denominado Laguna del Acebuche que discurre paralelo a esta laguna.

Desde el patio del centro de visitantes caminaremos por la tarima de madera tomando los desvíos a la derecha, nos conducirán a cinco observatorios acondicionados, desde los que conocer la avifauna que habita en este singular espacio. 
Laguna del Acebuche  seca





Durante nuestro recorrido  caminaremos junto a los álamos blancos que rodean  la laguna, los pinos                  piñoneros y las formaciones    vegetales características de los cotos.

Tras volver sobre nuestros pasos nos dirigimos a los dos últimos observatorios.
Tras visitar el último comenzamos el sendero que durante 3,5 km nos conduce a las Lagunas del Huerto y de las Pajas.
Estas lagunas que en nuestra visita están casi secas que conforman, junto con otras pequeñas temporales y la propia de El Acebuche, un complejo que tiene su origen en el afloramiento de las aguas subterráneas, ya que en esta zona el nivel freático se encuentra prácticamente en superficie.
Existen algunos  caños que conectan las lagunas. 
Estos dos recorridos nos permitirán descubrir los cotos, paisajes en apariencia estables, donde texturas, colores, aromas y formas... componen un escenario siempre diverso y sorprendente.


El Acebuche, una zona compuesta por un gran complejo lagunar donde se concentra un gran número de aves todo el año y que podremos contemplar

en cada uno de los observatorios acondicionados.
El sendero discurre en su totalidad por los cotos, formados por espesos matorrales de composición heterogénea en los que sobresalen pequeños bosquetes de pino piñonero con pies dispersos de sabinas.
Llegamos al último de los observatorios acondicionados donde podemos observar algunas cigüeñas, tras la cual volveremos sobre nuestros pasos. 

13 comentarios:

  1. Wonderfull place for walking, and palace for visiting, greeting from Belgium

    ResponderEliminar
  2. Thank you very much for your words. It is a beautiful place. A hug.

    ResponderEliminar
  3. No es necesario permiso para recorrerlos, ¿no?
    Mil gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola y perdona por tardar en contestarte. No es necesario ningún permiso. Las rutas están todas bien señalizadas y dentro de las zonas visitables. Además son accesibles a personas con movilidad reducida.Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. muchas gracias por toda la informacion, muy útil, por cierto, esto se podría hacer en bici?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz.... Yo creo que las tres se pueden hacer en bici... en algunos trozos puedes encontrar algo de arena... pero es insignificante. Que las disfrutes.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Hacia tiempo que no veía un post tan claro y bien explicado. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  7. Muchas gracias a tí Unknown por tus palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Diciéndole a mi mujer que en Doñana sólo hay visitas guiadas, veo tu página que lo desmiente.
    Chapó. Maravillosa. Espero hacer próximamente las tres rutas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Manolo por el comentario. Seguro que te gustan, Además no son complicadas. Un saludo.

      Eliminar
  9. Simplemente como información, por desgracia no se pueden hacer con animales (por ejemplo perros)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonso.... te entiendo... pero son normas propias de los Parques Nacionales. Un saludo.

      Eliminar